LOS TEXTOS PARA TRABAJAR 1º SE ENCUENTRAN EN SU PESTAÑA

ALGUNOS CONSEJOS PARA HACER BIEN EL RESUMEN

El resumen consiste básicamente en la reducción a términos breves y concisos de lo esencial de un asunto o materia.

 La capacidad de resumir va ligada a la capacidad de comprender con precisión lo que se considera esencial.

CÓMO RESUMIR

  1. 1.    Leer el texto tantas veces como sea necesario.
  2. 2.    Pensar en el texto hasta estar seguros de haberlo comprendido.
  3. Discernir la importancia de cada elemento que figura en el texto.
  4. Elegir qué elementos debemos sacrificar y cuáles destacar.
  5. Por último expresar con nuestras propias palabras lo que hemos comprendido, sin parafrasear el texto.

CUESTIONES PRÁCTICAS

  • Hemos de plantearnos preguntas elementales en torno al texto:
  1. ¿De qué se trata exactamente?
  2. ¿Por qué se ha escrito? ¿Qué quiere explicarme el autor?
  3. ¿Qué pone de relieve? ¿En qué insiste?
  • Ya que el resumen no es un procedimiento mecánico requiere la presencia permanente de la imaginación y la inteligencia.
  • Subrayar desde la primera lectura palabras y expresiones consideradas importantes, así como establecer divisiones en el texto o enlaces entre sus partes NO ES RECOMENDADO AL ESTUDIANTE. Si tales notas precipitadas fueran erróneas, lo que es muy probable, nos ocultarían el sentido real del texto en ulteriores lecturas.
  • Es más efectivo y seguro leer antes el texto dos o tres veces con atención, sin subrayar ni anotar nada.
  • A continuación, sin volver a mirar el texto, reflexionar sobre el mismo intentando expresar su idea central, su punto de partida, su encadenamiento lógico… escribiendo las conclusiones, si es necesario, en un papel distinto del que vamos a utilizar.
  • Proceder a una nueva lectura del texto subrayando, en este caso, más que las ideas centrales (que ya hemos asimilado y no se nos olvidarán) aquellas ideas importantes que no deben ser excluidas del resumen, pero procurando no subrayar frases enteras a menos que lo consideremos indispensable, en cuyo caso debemos ponerlas entre comillas y subrayarlas.
  • Si el texto es largo podemos realizar un esquema del mismo en un papel aparte, pero no sobre el mismo texto; hemos de recalcar la división y encadenamiento de sus partes.
  • Si el texto es corto podemos iniciar la redacción del resumen directamente. Esto planteará problemas, sin duda, que deberemos resolver en el curso de la redacción misma.
  • Hay que respetar la extensión máxima del resumen según las instrucciones recibidas (resumir en 5,10, 15 líneas etc).
  • Recordemos, por último, que uno de los sentidos pedagógicos del resumen de un texto es habituarnos a comprender exactamente el pensamiento de otra persona.

ALGUNOS ERRORES Y CÓMO PODEMOS FÁCILMENTE EVITARLOS:

 

Evita las proposiciones subordinadas adjetivas.

 

NO: El artículo explica la historia de una niña que estaba enferma.

SÍ: El artículo explica la historia de una niña enferma

Evita copiar frases literales del texto.

 

Resumir no es copiar, sino captar lo esencial de un texto. Cuando se copia una frase literal de un texto se demuestra que el alumno o bien no entiende lo que ha leído, o bien no tiene el vocabulario necesario para expresarlo con sus palabras.

NO: “En la actualidad los niños pasan muchas horas delante de los televisores de sus hogares”

SÍ: El texto explica la problemática de sedentarismo de los niños

Evita las enumeraciones.

Otro aspecto que debemos cuidar a la hora de escribir un resumen es el uso de las enumeraciones. Normalmente las enumeraciones que aparecen en un texto pertenecen a un campo semántico. Pues bien, si se es capaz de identificar este campo semántico podrá sustituirlo por la enumeración del texto y así dará agilidad al resumen.

NO: El autor explica la importancia de comer nueces, avellanas, almendras y anacardos

SÍ: El autor explica la importancia de comer frutos secos

Usa conectores textuales.

 

El uso de conectores textuales en un resumen es fundamental para dar una mayor coherencia y cohesión al texto que se resume. Un resumen sin conectores textuales en muchas ocasiones carece de sentido completo y dificulta la comprensión del mismo. No hacen falta muchos más para un buen resumen. Algunos ejemplos: también, además, por último, y, por otra parte.

NO: El texto trata sobre el problema del alcohol entre los jóvenes. El autor critica la falta de información en las escuelas

SÍ: El texto trata sobre el problema del alcohol entre los jóvenes y critica

Evita las citas textuales.

 

En algunas ocasiones no encontramos con textos que en los que aparecen citas textuales de los autores o de otros autores. Es conveniente evitar copiarlas en el texto. Lo importante es captar la esencia de la frase y utilizar nuestras propias palabras para explicarla.

NO: Aristóteles dice: “La inteligencia consiste no sólo en el conocimiento, sino también en la destreza de aplicar los conocimientos en la práctica”

SÍ: Aristóteles reflexiona sobre la importancia de la inteligencia y su aplicación práctica”

Evita empezar con una preposición.

Otro error muy fácil de evitar cuando se escribe un resumen es empezarlo con una preposición, sobre todo, la preposición “en”. Es algo muy fácil de evitar y permitirá al  no empezar con un complemento circunstancial, sino con un sintagma nominal que será el sujeto de la oración. De esta manera el resumen es mucho más natural y nos será más fácil continuarlo. En muchas ocasiones lo más difícil de un resumen es la primera oración.

NO: En este texto el autor…

SÍ: El autor de este texto…

Evita la descripción. 

 

Con frecuencia el resumen pertenece a un texto descriptivo. Si es así es frecuente que en lugar de explicar un texto lo describa y eso es un error. Además si describe es muy posible que use el verbo en pasado, concretamente en pretérito imperfecto y volverá a caer en el error de describir en lugar de explicar. Para ello sólo hay que escribir el verbo “describe” como verbo de la oración simple.

NO: La chica tenía el pelo largo, rubio y ondeaba al viento

SÍ: El texto describe el pelo de una chica

Usa el sujeto elíptico a partir de la segunda oración.

 

Después de usar el sujeto en la primera oración, para dar una mayor agilidad al mismo, es recomendable eliminar el sujeto expreso por el sujeto omitido o elíptico. Se trata de evitar en lo posible la redundancia y repetir ideas o palabras aparecidas anteriormente. ¡Recuerda que menos es más!

NO: El texto trata sobre el problema del alcohol entre los jóvenes. El autor critica…

SÍ: El texto trata sobre el problema del alcohol entre los jóvenes y critica